jueves, 20 de diciembre de 2012

Aterrizaje

Se acercaba el final del viaje. Los últimos segundos de su aterrizaje languidecían: tres, dos, uno.

Regresó a la Tierra. Dejó atrás sus zapatos.


2 comentarios:

Petra Acero dijo...

Me gusta ese regreso a la Tierra, y sobre todo el simbolismo de haber olvidado los zapatos...
Un abrazo, Medina, y que pases una feliz Navidad.

Amparo Martínez Alonso

Medina dijo...

Me entusiasma que te haya gustado, Petra Acero. Gracias por visitar mi blog.

Ya te leo. Un saludo.