viernes, 22 de febrero de 2008

CINCO AÑOS PARIENDO


Recuerdo que salía de un cabildo de la Junta de Gobierno de La Sentencia cuando oí sones de carnaval que provenían de la calle Picasso. Ataviado por aquel entonces con un rancio abrigo, camisa a rayas y pantalón de pinzas (como un auténtico putisanto) pero con el periódico El País bajo el brazo, me acerqué haciendo caso a la melodía de Febrero que me llamaba para preguntarme algo. Llevaba, recuerdo, 2€ en el bolsillo los cuales me dieron el tiempo justo para echarme dos cervezas y oír a la comparsa que me había pedido que les escribiera dos pasodobles y, cuando me disponía a irme para paladear el típico arroz con conejo de los domingos en Casa Loli, se acercó a mí una mole de dos metros y me dijo: "Nos han encantado los dos pasodobles que nos has escrito. Perdona pero no nos ha dado tiempo a aprenderlos para cantarlos en este carnaval. Quiero que sepas (así tan frío me lo dijo) que el año que viene la comparsa quiere que seas tú quien la escriba".


Y así de fácil fue mi entrada en este mundo que me ha enganchado tanto. El mundo de Febrero que me ha dado la oportunidad de conocer tanta y tan buena gente, que me ha dado la oportunidad de dar rienda suelta a algunas de mis letras y que me ha brindado a muchos de los que hoy en día son mis muy buenos amigos.


Este año ha salido a la luz mi quinto hijo: "Los mayas". Los otros ya se están haciendo mayores: "La estación", "Alcazaba", "Santa María" y "Los elegidos". Parece que no duelen los partos porque estoy deseando quedarme otra vez embarazado.

1 comentario:

Alberto dijo...

Muy buenas Antonio, soy Alberto, autor de la comparsa de Jaén... sólo decirte que he pasado por aquí y he echado un vistazo...

Gracias por ser un caballero de los que en carnaval se encuentran pocos.

Un saludo.